La Entrega, acto I

El proyecto | La ruta | Blog | #norisentrega | La obra

La Entrega: una investigación artística sobre el territorio y el paisaje, sobre el viaje y la cartografía

“Viajo para conocer mi geografía” (anónimo)1

Mi percepción del tiempo y del espacio cambió profundamente durante la travesía pirenaica en la frontera hispano-francesa que llevé a cabo en el verano del 2017 durante el desarrollo de mi proyecto En frontera. En aquella ocasión descubrí la fuerza creativa y sanadora del caminar y su poder de liberación. En los Pirineos aprendí que caminar es entregarse para apropiarse del tiempo y del espacio.

Es sobre este postulado que nace La Entrega, un proyecto pensado como un conjunto de acciones donde el caminar, entendido como práctica estética y creativa, es el motor principal. El título del proyecto remite voluntariamente a la idea de consignación y en el mismo tiempo a la idea de abnegación, característica común a la práctica artística y al caminar.

El trabajo presentado en este dossier es el resultado del primer acto del proyecto, llevado a cabo entre septiembre y diciembre del 2018 gracias a la beca “Arte i Natura” del centro de arte contemporáneo La Panera de Lleida, conjuntamente al Centre d’Art i Natura de Farrera (Lleida).

Este primer acto se compone de dos partes principales. La primera, una travesía de 350 km2, caminando por 21 días desde mi estudio en Barcelona, ​​ubicado en el centro de arte contemporáneo de Piramidón, hasta el Centre d’Art i Natura de Farrera, un pequeño pueblo en los Pirineos leridanos, a 1300 metros de altura. La ruta se desarrolló “uniendo” seis centros de arte3 y cruzando 8 comarcas, desde el nivel del mar hasta la montaña, alcanzando a una altura máxima de 2500 metros4. Durante el viaje me dediqué a hacer una especie de inventario del territorio, recolectando material, grabando videos y tomando fotos (en digital e instantáneas), dibujando paisajes, mapas y rutas, experimentando con líquidos y materia. Al final de cada día de camino, la entrega fue certificada y sellada por el lugar elegido para pasar la noche (albergue, refugio, casa particular, etc.) en cartillas hechas a medida, inspiradas a la Credencial del Peregrino del Camino de Santiago.

Todo este material fue, por lo tanto, el objeto entregado y al mismo tiempo el testimonio de la dedicación del artista, del tiempo por él dedicado y del espacio recorrido.

La segunda parte del proyecto se desarrolló durante la residencia en el Centre d’Art i Natura de Farrera, donde realicé la mayor parte del trabajo basándome en el material recopilado y producido durante el camino. El soporte principal de toda la producción es el papel, preparado en diferentes tamaños entre 50×70 cm y 140×200 cm y doblados como suelen estar los mapas. Parte del material lo llevé conmigo durante el viaje, mapas en blanco para usar como cuadernos de viaje o cuadernos de bitácora, mientras que el restante lo dediqué al trabajo de residencia, profundizando la investigación realizada durante la travesía.

El proyecto, basado en un fuerte componente experiencial, se caracteriza por un amplio registro estilístico y por su vocación experimental. Como en el caso de “En frontera”, el viaje es el fin pero también es el medio, clave de lectura para comprender lo existente y parte fundamental del proceso creativo en el cual el producto artístico es un componente indispensable. El particular estado de trance inducido por el caminar durante largos períodos de tiempo fue por lo tanto el medio para explorar nuevos territorios geográficos y emocionales de los cuales la obra de arte es cartografía, y siendo al mismo tiempo, descubrimiento y trofeo.


Gracias, con amor: Kati Riquelme, Andrea Leria, Andrea Barello, Kike Bela y The Good Good, Hugo Vázquez, Joana Cervià y Josep Rubio, Rosa Lendinez, Jordi Martínez-Vilalta, Alicia Calle, Konvent, Miquel Martínez-Vilalta y Anna Motis Berta, Marga Bruna, Javier, María y Nacho Pagonabarraga, Natalia Carminati, Paula Bruna, Marc Badia y toda su familia, Claudia Karina Godoy, Carlos Puyol, Lluís Lobet y el Centre d’Art i Natura de Farrera, la comunidad entera de Farrera, Antoni Jove y Roser Sanjuan, La Panera, Jia-ling Hsu, Pau Cata, Sole Pieras, Ivan Franco Fraga, Aida Mestres, Andreu Dengra Carayol y el Centre d’Art Maristany, Sophie Blais, Sarah Goodchild Robb y Can Serrat, CDAN de Huesca, Raül Maigí y el Museu de Montserrat, Josep Estruch y Montserrat Rectoret-Blanch, Mireia C. Saladrigues, Fede Montornes, David Armengol, Alberto Gil Cásedas, Pilar Parcerisas, William Truini, Guillermo Pfaff, Josep Maria Cabané, Sandra Sanseverino, Montse Bonvehi, el Club Excursionista de Gràcia, Piramidón…

En colaboración con:

Centre d'art La Panera
   
Centre d'Art i Natura

Con el soporte de:

The Good Good
   
Konvent
   
Can Serrat

El proyecto | La ruta | Blog | #norisentrega | La obra

Art and Nature in Creation 2018

My project The Delivery, Act I has been awarded one of the two “Art and Nature in Creation 2018” grants of the Centre d’Art la Panera de Lleida, along with the Centre d’Art i Natura de Farrera and the Centro de Arte y Naturaleza de Huesca
I would like to thank the jury – Cèlia Del Diego Thomas, Juan Guardiola, Pere Bascones – and the three organizing centers. I would also like to again congratulate the other winner, Olga Olivera-Tabeni.

What is the project about?

In the Pyrenees during the development of the project On the Border, I learned that walking is about surrendering oneself in order to appropriate time and space. This time the purpose is to deliver/surrender this time and space to its addressees.

It is on this postulate that The Delivery is born, a project conceived as a set of actions based on walking, an action understood as creative practice, stimulation of thought and refutation of an alienating, corrupted and contaminated social system. In Spanish and Catalan, the title of the project plays with the double meaning of the word entrega (“delivery”), which refers to the idea of consignment and at the same time to the idea of abnegation, a common characteristic of artistic practice and walking.

The residency project will thus begin with the delivery of a series of works on paper made on my way to the Centre d’Art i Natura in Farrera from my studio at Piramidón in Barcelona. These papers (in four different sizes between 50×70 and 140×200), folded as maps are usually folded, will be unusual travel notebooks, which can be considered at the same time as logbooks and inner maps. It will thus be about the delivery of the work as well as of the artist and walker, the travel time and the space traveled.

If the production of On the Border was characterized by a very strict technical planning (technique, size, support) within a traditional framework such as plein air painting, in The Delivery there will be more space for improvisation, taking advantage of the experience gained and introducing geographical and environmental elements into the creative process.  

The route will begin on September 25th 2018 and will have an approximate duration of 21 days.

More info during the journey:

En frontera

En frontera: 290 km, 25 días, 198 mugas, 212 obras

ProjectArtworks  – BookRouteCredits


En el verano del 2017 Noris recurrió caminando los 290 km de la frontera hispano-francesa de la provincia de Girona por la cual pasaron los principales caminos del exilio republicano. Durante el recorrido, el artista pintó una obra en correspondencia de cada uno de los 198 mojones que marcan el confín. Caminar y pintar uniendo puntos a lo largo de la frontera, como en equilibrio en esa linea invisible que divide en dos lo que es uno, haciendo visible lo invisible y desplegando así un nuevo escenario de la memoria.


En estos últimos cuatro años, trabajé el paisaje como escenario y como frontera, pero siempre desde la comodidad y la distancia del taller. Fue entonces la necesidad de una experiencia directa, de meterme en juego y confrontarme con lo real sin filtros lo que me empujó a escribir “En frontera”.

El proyecto prevé recurrir a pie toda la frontera hispano-francesa del municipio de Girona y realizar una pequeña pieza a óleo por cada uno de las 198 mugas2 que marcan el confín. No se tratará de una documentación visual de las mugas (su catalogación fotográfica por otra parte ya ha sido realizada), cuanto de una grabación emocional del entorno, según las condiciones geográficas y ambientales que se puedan dar. Por este motivo, la extrema conexión con el entorno y con el momento presente que permite la pintura pleinairista, es un elemento fundamental para que el proyecto adquiera un fuerte valor experiencial. En este sentido, las piezas no son el objetivo del viaje: la experiencia misma es el objetivo, la experiencia de hacer y ser frontera, la introspección de un largo camino en la naturaleza, el viaje y sus dificultades. Pintar piezas como fuesen marcadores y caminar juntando puntos a lo largo de la frontera, como en equilibrio en esa linea invisible que divide en dos lo que es uno, es hacer visible lo invisible, desplegando así un nuevo escenario de la memoria.

+ INFO


  1. Una parte del proyecto será expuesto en el MuME entre el 28 de octubre y le 28 de enero del 2018.
  2. Muga es una palabra de origen vasca usada en catalán pirenaico en lugar de mojón (o hito, en castellano) y fita (en catalán). Aquí un artículo escrito por Josep Estruch para «En frontera» sobre la etimología de la palabra.

En frontera: 290 km, 25 días, 198 mugas

Proyecto y producción: Marco Noris
Planificación: Amaranta Amati y Marco Noris
Soporte logístico y guía: Amaranta Amati
Tutoría: Alexandra Laudo
Impresión 3D: Patricio Rivera
Caminantes: Paula Bruna, Natalia Carminati, Núria Casas, Joana Cervià, Albert Coma, Claudia Godoy, Alexandra Laudo, Jordi Martinez-Vilalta, Josep Rubio, Miquel Serrano, William Truini
Backups y transporte: Kike Bela, Joana Cervià, Josep Rubio, Marc Ferrer-Dalmau y Alex Nogueras, Roberto Noris y Ana Lorente

Especiales agradecimientos a Amaranta Amati, Alexandra Laudo y todo el el jurado de BCN producció; a Roberto y Ana, Joana Cervià y Josep Rubio,Kike Bela, Patricio Rivera, Alex Nogueras y Marc Ferrer-Dalmau, Cayetano Martínez.

Gracias también a Josep Estruch y Montserrat Rectoret Blanch, Rebeca Arquero, Clara Garí y El grand tour, Marc Badia, Xavier Aguilò,  Jordi Martinez-Vilalta, Claudia Godoy, Natalia Carminati, William Truini, Nuria Casas, Paula Bruna, Albert Coma, Ferrán Latorre, Carmen Sánchez, Pere Llobera, Miquel Serrano y Jordi Font del MUME, Zuriñe Etxebarria, Jordi Pi y el Club Excursionista de Gràcia, La Capella y su gente, Hangar.org y su gente, Piramidón y su gente…

ProjectArtworks  – BookRouteCredits

Proyecto producido con el apoyo de BCN Producció’17. La Capella, Instituto de Cultura de Barcelona.
Logo La Capella

En colaboración con: 

MUME - Museo Memorial de ll'Exili
Mojones de los Pirineos

Refugium, refugia

2013/2019

Valdelallama, León

Valdelallama, León

2015, oil on canvas, 33x41 cm

Valdemorilla, León

Valdemorilla, León

2015, oil on canvas, 33x41 cm

Alanis, Sevilla

Alanis, Sevilla

2015, oil on canvas, 33x41 cm

Alfacam, Granada

Alfacam, Granada

2015, oil on canvas, 27x35 cm

Rivesaltes: The ruins and the shadow II

Rivesaltes: The ruins and the shadow II

Rivesaltes: The ruins and the shadow II - 2013 - 32x40 cm, oil on canvas

“Le ciel bas et lourd pèse comme un couvercle”

“Le ciel bas et lourd pèse comme un couvercle”

“Le ciel bas et lourd pèse comme un couvercle” - 2014 - 22x35 cm, oil on canvas

Rivesaltes: The ruins and the shadow I

Rivesaltes: The ruins and the shadow I

Rivesaltes: The ruins and the shadow I- 2013 - 100x130 cm, oil on canvas

Border crossings of exile: Coll de Malrem

Border crossings of exile: Coll de Malrem

Coll de Malrem - 2014 - 90x146 cm, Oil on canvas

¿Qué hicieron de vos, hijo que no acabó de vivir? ¿acabó de morir? ((Un)refugees IV)

¿Qué hicieron de vos, hijo que no acabó de vivir? ¿acabó de morir? ((Un)refugees IV)

“What did they do to you, son, who did not quite live? did not quite die? ((Un)refugees IV) - 2014 - 130x97 cm, oil on canvas

(Un)refugees II

(Un)refugees II

(Un)refugees II - 2014 - Oil on canvas, 146 x 146 cm

(Un)refugees III

(Un)refugees III

(Un)refugees III - 2014 - 170x120 cm, Oil on canvas

(Un)refugees I

(Un)refugees I

(Un)refugees I - 2014 - 130x89 cm, oil on canvas

Rivesaltes (Ruins IV)

Rivesaltes (Ruins IV)

2013, oil on canvas, 40x30cm

Rivesaltes (Ruins I)

Rivesaltes (Ruins I)

Rivesaltes (Ruins I) - 2013 - 19x33 cm - Oil and bitumen of Judea on canvas

(Un)refuge

(Un)refuge

2016, oil on canvas, 60x81 cm

Mediterranean beach

Mediterranean beach

2016, oil on canvas, 33x60 cm


European tumulus

European tumulus

2016, oil on canvas, 30x30 cm

Child - (Un)refugees VII

Child - (Un)refugees VII

2015, oil on canvas, 46x36 cm

Line - (Un)refugees VI

Line - (Un)refugees VI

2015, oil on canvas, 38x61 cm

(Un)refugees IX

(Un)refugees IX

2016, oil on canvas, 100x81


(Un)refugees VIII

(Un)refugees VIII

2015/2016, oil on canvas, 100x100


Camp

Camp

Camp - 2015, oil on canvas, 100x100

Mound with Moun

Mound with Moun

2016, oil on canvas, 30x30 cm

Mounds

Mounds

2016, oil on canvas, 24 x 33 cm

Mounds (Nocturne)

Mounds (Nocturne)

2016, oil on canvas, 24 x 33 cm

The ruins and the shadow IV

The ruins and the shadow IV

2016, oil on canvas, 65x92 cm

Rivesaltes (camp II)

Rivesaltes (camp II)

2016, oil on canvas, 70x100 cm

Alfacar, Granada

Alfacar, Granada

2017, oil on canvas, 100x130 cm

Maremortum II

Maremortum II

2016, oil on canvas, 163x163 cm


Maremortum I

Maremortum I

2016, oil on canvas, 100x100 cm


Hace unos pocos años, durante una visita al Museo del Exilio de La Junquera, leí por primera vez acerca del campo Joffre de Rivesaltes, un antiguo campo de concentración en el sur de Francia que se abrió en los años treinta del siglo pasado para alojar exiliados españoles. El campo se quedó abierto casi 70 años, siendo también usado como campo de concentración durante la ocupación nazi y posteriormente como campo de internamiento de harkis argelinos. La historia de Rivesaltes es un relato dramático que cruza todo el siglo XX y que por eso se presta a ser usado como guía para una investigación sobre los acontecimientos más trágicos de la historia europea contemporánea. Rivesaltes no es exclusivamente un lugar geográfico, es también – o sobre todo, ahora que las ruinas han dejado espacio a la memoria – un espacio emocional colectivo.

Este trabajo nace de los escombros del campo, verdugo y testigo del horror de las deportaciones nazis y del drama del exilio de miles de seres humanos. La memoria de Rivesaltes es viva y se enlaza hoy con los actuales campos que alrededor del mundo y en las puertas de Europa alojan a millones de vidas, millones de refugiados, millones de dramas: las ruinas del campo son el pasado que conecta con el presente y con la actualidad política migratoria de la Unión Europea. Sin embargo este no es un trabajo sobre Rivesaltes. Tampoco pretende ser una investigación histórica. La historia funciona aquí más bien, como guía para un viaje por la memoria emocional colectiva, buscando la universalidad de la experiencia individual, más allá de épocas, confines y nacionalidades.

La palabra refugio tiene su origen en la palabra latina refugium. Este término se usaba indistintamente para referirse al lugar hacia el cual se huye o indicar una vía de escape. En otras palabras, hacía referencia a un sitio seguro de peligros (no necesariamente físicos e inmediato) o a un medio para escapar de una situación peligrosa. Significa también “retorno, vuelta” y se opone al concepto de “deserción”. El plural –refugia– se refería a lugares escondidos de las casas romanas donde el padre de la familia podía esconder sus bienes si había algún ataque de enemigos o algún incendio.

Reparo, escape, retirada, salida. Términos que indican un recogimiento cuanto un movimiento hacia fuera, en todo caso un estado permanente de tránsito y peligro.

La obra presentada en “Refugium, refugia” retrata los lugares físicos y emocionales del desarraigo, lugares donde frecuentemente el entierro sigue al destierro, donde la necesidad de amparo es acompañada por su negación y donde la solución a la tragedia es solo el mal menor. Los campos son al mismo tiempo refugio y condena y certifican la pérdida de dignidad e identidad del refugiado, fracturado, apartado de sus raíces, de su tierra, de su pasado. Fosas comunes, agujeros, túmulos, cajas… refugios reales o simbólicos, alternativas cínicas a las cínicas políticas europeas. El refugiado como la condición intrínseca del desterrado, donde en la misma imposibilidad de volver a casa se encuentra la absoluta y definitiva imposibilidad de tener otra, porque el desarraigo es un trauma irreversible que afecta a los fundamentos mismos del ser humano.

«Refugium, refugia» al MuME, Museu Memorial de l’Exili (La Jonquera, España), 2019. Más info